REESTRUCTURACIÓN DE EMPRESAS

Gestionamos proyectos como experto en reestructuración de empresas en dificultades, consiguiendo una continuación de la actividad una vez el proceso ha finalizado y realizando un seguimiento posterior

En BADIA SANZ cuando adquirimos el rol de Experto en  Reestructuración empresarial y en aplicación a lo dispuesto en la nueva reforma de la ley concursal; ayudando y asistiendo a las empresas a superar situaciones de crisis o dificultades financieras. 

Nuestro objetivo, es el de analizar y estudiar la situación de la empresa en su marco financiero, económico y de mercado. Establecido el marco, se ha de estabilizar la rentabilidad de la empresa, garantizar su viabilidad y el saneamiento los balances de la misma. Asimismo, evitar un futuro concurso de acreedores y su consecuencia final: la liquidación. 

Entre las tareas más relevantes como reestructuradores de empresa destacamos:

1.- Análisis de la situación real de la empresa: operativa, financiera, balances y ratios de la empresa para identificar las causas de la crisis y sus posibilidades.

2.- Diseño y aplicación de un plan de reestructuración: adecuado que permita mejorar la rentabilidad y la eficiencia de la empresa.

3.- Identificación de las áreas de la empresa ineficientes:  posibilidad de venta como unidades productivas, reducción de personal, aumento del cashflow, reducción de ratios de apalancamiento, entre otros, con el objetivo de reducir costes y sanear el balance.

4.- Negociación con los acreedores y clientes: refinanciación de deuda, negociación de características de pago/cobro para la obtención de condiciones de  más favorables a fin de alcanzar los objetivos establecidos, obteniendo quitas, carencias o prorrogas de los créditos vencidos o cuyo vencimiento acontecerá pronto.

5. Vías de financiación: establecimiento y asesoramiento en la búsqueda de financiación bancaria,  alternativa, capital riesgo o business angels. 

6.- Gestión y asistencia: durante la reestructuración, a fin de garantizar los mínimos impactos negativos en empleados clientes y órganos  de la empresa, asimismo a para minimizar el daño ocasionado a los empleados. 

7.- Seguimiento posterior al proceso: a fin de evitar nuevamente la situación de insolvencia o crisis, analizar los objetivos planteados y la consecución de los mismos. e